Carillas de porcelana palatinas

Es una técnica muy sofisticada, tanto en la fase clínica como en la de laboratorio.  Consiste en colocar unas láminas de porcelana en ambas caras del diente, la lingual y la vestibular.  La gran ventaja para el paciente es que no se necesita tallar tanto el diente como para colocar una corona normal.